domingo, 1 de julio de 2007

El Caso-Pascuala:

Una cría de orca rescatada de morir en la playa y sentenciada a morir en el vacío de las leyes y la burocracia en México.





Hace veinte días falleció la cría de orca Pascuala (orcinus orca) que fué rescatada tras varar en la playa, con marcas evidentes de redes de pesca, cortes y heridas en todo su cuerpo. Esta cría tenía escasos días de haber nacido. No es propósito contarles toda la historia, esa pueden checarla en las entradas de abril, mayo y junio 2007.

¿Porqué me tardé veinte días en escribir estas líneas? Primero, porque estaba esperando que hiciesen públicos los resultados de la necropsia, que al igual que la historia en vida de esta bebé, parece que estarán "varados" por semanas más... y segundo porque necesitaba ordenar mis pensamientos y sentimientos al respecto de Pascuala.

Como muchos saben, estuve involucrada muy estrechamente con ella, así que necesitaba dar el espacio, para que estas palabras que escribo saliesen del intelecto y no fuesen viscerales. La parte que sí es emocional, es la referente a la promesa que le hice Pascuala, cada vez que me miraba con sus ojos, mirada en donde se reflejaba su lucha y ganas por vivir. Le prometí que contaría su historia al mundo, para que esa batalla que libró por dos largos meses, luchando por su supervivencia y las causas de que estuviese en esa situación fuesen conocidas.

¿Y para que quiero que su historia sea conocida?
Muy sencillo, para que no vuelva a suceder jamás.

Espero que su historia haga reflexionar a todos en cómo el ser humano se ha ido apropiando del planeta.
Ser humano que se ha olvidado de que este planeta no le pertenece sólo a él, miles de especies de flora y fauna tienen el mismo derecho a habitarlo, especies que están en peligro por la mano de ese hombre voraz que arrasa con todo.

Me han preguntado porqué hago tanto énfasis en la historia de Pascuala, habiendo niños que están en iguales o peores circunstancias, que mueren de hambre, que sufren violencia, que padecen enfermedades y no tienene acceso a cuidados médicos. Si estuviese en mis manos, claro que quisiera resolver todos esos problemas. ¿Se han puesto a pensar que los niños, son las crías de esa especie voraz y arrasadora? Dan escalofríos ¿no?

Hago énfasis en la historia de Pascuala, porque es la historia que me tocó vivir de cerca a mi. Y porque Pascuala fué la cría de una especie, que si bien está en la cima de la cadena alimenticia, (es un depredador de una especie exquisitamente desarrollada, con fuertes lazos y estructuras sociales, una especie donde se trabaja en equipo; comunicarse, protegerse y ser fiel, son características que perduran por toda su vida), es a su vez una especie desprotegida y vulnerable ante este aterrorizador hombre.


¿Qué debe de dejarnos el caso de Pascuala, además de lo arriba expresado?

Muchos de ustedes no lo saben, pero la ley de Vida Silvestre, no contempla casos como el de ella. Existen unas "redes de varamiento" en las costas de nuestro país, redes que no cuentan con planes y protocolos de manejo, mucho menos una legislación y como bien ha demostrado el Caso Pascuala, son una broma del peor gusto. Rescata al animal, y ¿luego? ¿déjalo morir?

La Semarnat, Profepa y Dirección de la Vida Silvestre decidieron levantar a Pascuala de la playa donde varó y la depositaron en un delfinario, donde se hizo todo lo que estaba en las manos para ayudarla. Yo no estoy a favor del cautiverio de especies silvestres, menos si son mamíferos marinos, ni me gustan los delfinarios, pero puedo decirles que en el caso de Pascuala no había alternativa. O era eso, o dejarla morir. Decisión que tomaron las autoridades. Ah, pero qué comodidad: ahí tienes a un animal, que nadie en México es especialista en atenderlo (porque no existen en nuestro país especialistas en crías de orca), ni tampoco hay las instalaciones para atenderlo (especialmente por la temperatura del agua, tamaño de albercas, etc). Durante semanas se pidió un plan de manejo para la cría. Al mes de vida de Pascuala, estas autoridades hicieron una reunión, para determinar qué hacer. Hasta la fecha sigo sin saber qué se iba a hacer.

En Vallarta, llega la estación de lluvias en el verano, y la temperatura aumenta muchísimo. Es una zona de playa tropical.

¿Qué sucedió? empezó a hacer calor, y el agua a calentarse, obviamente. Empezó a llover. ¿Se pueden imaginar el agua de la alberca donde estaba Pascuala? cambios de temperatura, cambios constantes en el ph. Y todo esto lo sabían las autoridades. Sabían que su sistema inmunológico estaba débil, porque no recibió las defensas que la leche materna le proporcionaría. Se les había pedido una y otra vez ese plan de manejo. Se les habían propuesto alternativas. Alternativas bajo las cuales si se podría decir: se hizo todo lo que se pudo.

¿Y qué paso? silencio absoluto.

Las leyes pudieron interpretarse de una manera para "rescatar" a Pascuala, y luego bajo el amparo de esas mismas leyes ambiguas, dejarla morir.
Pascuala está muerta porque las autoridades que debían de tomar acciones y decisiones, hicieron evidente su incompetencia en este caso y permanecieron calladitas, cuando fueron ellas quienes ocasionaron el problema desde un principio.

¡Qué fácil y qué cómodo!. Nos disfrazamos de héroes y en la prensa y tv nacional (e internacional) lo divulgamos: rescatamos una cría de orca. Y luego le dejamos el problema a alguien más y nos quedamos calladitos.

Al delfinario le dejaron el problema, porque les dejaron al animal. A nosotros (ONG's) nos dejaron el problema, porque nuestro compromiso es con la conservación de la vida silvestre. Se recibieron elogios y muestras de solidaridad, se recibieron críticas y ataques. Al margen de ello, por 60 días se trabajó, altruistamente, con y por Pascuala. Los recursos económicos y humanos fueron puestos por el delfinario y los voluntarios. No por las autoridades.

Nosotros si podemos y tenemos el derecho a decir que hicimos todo lo que estuvo en nuestras manos. Las autoridades no.


Y mientras casos como el de Pascuala se intenten mantener callados, seguirán pasando.
Por eso mi promesa a Pascuala fué divulgar su historia.

Para buscar el cambio.
Para concientizar.

Para no sólo soñar con un mundo mejor, para trabajar por él, para poner mi granito de arena.



El caso Pascuala exige:

• El establecimiento de legislaciones y protocolos para las redes de varamiento en el país.
• La creación de un plan de manejo para mamíferos marinos varados.
• Revisión a la Ley General de Vida Silvestre.
• Revisión a la normatividad y hábitos pesqueros, usos de redes de arrastre, palangres, chinchorros, etc.

Anexo la citada Ley General de Vida Silvestre, recomiendo revisar Título V, capítulo VIII; capítulo X, Articulo 55 bis; Título VI, capítulo I, Artículo 60 bis, Artículo 62, Capítulo X, Artículo 79

Y anexo el comunicado de prensa que preparamos conjuntamente las dos ONG's involucradas en el tratamiento de Pascuala, junto con el delfinario. Siéntanse libres de difundir por cualquier medio: prensa, radio, televisión, internet. Está en español y en inglés.

Ley General de Vida Silvestre.
Comunicado de prensa en español.
Comunicado de prensa en inglés / Press release in english.



Por haber llegado a leer hasta aquí, gracias. La historia y el caso de Pascuala no han muerto gracias a tu interés.

Si quieres unir tu firma a la petición del Caso Pascuala, puedes hacerlo aquí:






Foto: Cola de Pascuala • Jessica Soler

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Jessi: me enternecio mucho la historia, sigue adelante, cuidate !!!!,cariños desde Israel Sara

alessia dijo...

Hola
he seguido toda la historia de Pascuala, porque yo amo los animales, sobre todo los mamiferos marinos. He firmado la peticion, y la he enviada a todos mis amigos, y creo que voy a ponerla tambien en mi sitioweb. Espero que mucha gente vas a firmarla :D
Saludos
alessia

Jessica Soler dijo...

Sara; un abrazo hasta Israel.

Alessia; muchas gracias por tu apoyo y por ayudar a pasar la voz. Saludos también!!

Ale dijo...

"para que no vuelva a pasar"
gracias por compartirlo
slds.

Anónimo dijo...

Pascuala no llego solo para vivir dos meces junto a nosotros, ella estuvo aqui para demostrarnos la injusticia que existe con respecto a las leyes de proteccion a la vida silvestre, con lo cual si no nos comprometemos todos en estos casos de egoismo politico legal demostramos ser unos cobardes, gracias Pascuala por la leccion de vida, gracias Jessi por tus momentos con la bebe ballena y por la mision que emprendes para que Pascuala no halla llegado en vano a este mundo.No bajemos las aletas.
Ricky desde Mendoza-Argentina

More dijo...

Quiero agradecer infinitamente a la labor realizada por todo el grupo que trabajo innusitadamente por salvar la vida de Pascualita, por asumir ese compromiso a pesar del dolor de su perdida, pero no bajemos las aletas , luchemos por que las leyes se perfeccionen y no ocurran nuevamente abandonos legales, en este tipo de hechos. Fuerza para seguir nadando.Fuerza Jessi lo vamos a lograr.
Morena Mendoza-Argentina

Jessica Soler dijo...

Ale, Ricky y More,

muchas gracias por apoyar al Caso-Pascuala y por sus palabras de solidaridad, no tienen idea de lo alentador que es saber hasta donde ha llegado la historia de esta pequeña, y desde donde recibe apoyo, para que no sea olvidada. Pascuala vive en todos ustedes.

Marina dijo...

Espero que tu promesa a Pascuala se cumpla, de verdad: Que jamás vuelva a pasar.
Las autoridades no tienen compasión ni sentimintos, solo les interesa el dinero. Como se nota que no son sus hijos los que se encallan en esas redes...
Ánimos desde España.